Vino Divino

Difusión y Promoción de la Cultura del Vino

Los Divinos del Vino

Quienes nos creemos que somos

Teléfono: 0341 15 6421137

Fax:

Correo electrónico: info@vinodivino.com.ar

Somos tres, ni chiflados, ni mosqueteros, sino tres adeptos al buen vino que un buen día, durante los años de oscurantismo en los cuales los supermercados destinaban un pequeño sector de góndolas entre los artículos comestibles a mostrar una decena de vinos distintos, nos decidimos ir a Mendoza a ordeñar vacas , digo cavas, con el objeto de traer el valioso néctar desde el lugar en que se produce.

Para poder comprar en las bodegas debíamos comprar mas de lo que podíamos consumir (que no es poco) y es por eso que comenzamos a colocar el excedente entre nuestros amigos y así nació este emprendimiento.

Lo que originalmente fue un emprendimiento comercial se fue transformando paulatinamente es una idea cada vez mas arraigada “la difusión cultural” a lo largo de los años y nuestra participación en diferentes aspectos del mundo del vino, encontramos que los que congrega y subyuga a la gente alrededor de una copa de vino, es mucho mas que el líquido que lo contiene.

En efecto, lo que atrae a todos a acercarse a este mundo es un conjunto de elementos que pueden conjugarse en una palabra “cultura” y estamos hablando de una que lleva miles de años, las antiguas civilizaciones Egipcia, Romana, Persa, Griega, etc. han encontrado en el vino una magia que los movió a dedicarles una deidad para su cuidado, como fueron Dionisio y Baco, incluso en algunas religiones monoteístas de la actualidad se ubica al vino en lugar tan preponderante como el de ser la sangre del Cristo. Por lo expuesto consideramos que el nombre del club  es apropiado y además lírico.

No es la idea de esta introducción de nuestra actividad la de hacer un recuento histórico, pero considero que es menester recordar que hay detrás del vino, El Vino como ningún otro producto,  une la actividad agrícola con la industrial y la de consumo en una magia tan intensa.

Si enumeramos las cosas placenteras que hemos disfrutado en torno a esta actividad probablemente hay muchas en común, pero van desde caminar una mañana soleada de primavera por un viñedo probando uvas syrah, pasando por degustar un vino aún no terminado de un piletón de fermentación en otoño, por  disfrutar de una copa de Oporto con la pareja frente a un hogar y leyendo el Rubaiyat de Omar Khayyam  en invierno, un asado junto a los amigos en verano y así podemos continuar.

Sin duda todo esto hace que exista la “Cultura del Vino” y nuestro club  se ocupa de difundir todos los aspectos de la misma. Nuestros socios no buscan comprar una caja mensual de buen vino, buscan imbuirse en una cultura, en un mundo, un mundo colmado de matices, de búsquedas de conocimiento… si esto es lo que busca acérquese a  trabajar con nosotros.

Juan de Garay 451 (La casa de Dios Baco)